Eventos‎ > ‎

Día 13 de junio: nos visita Don Bosco.-

publicado a la‎(s)‎ 14 jun. 2012 21:52 por Jesús Holgado
16 h. del día 13 de Junio. El patio se convierte en un trajín de ir y venir, poner y quitar. Los profesores, personal no docente, salesianos van y vienen preparando juegos, sillas, altar, megafonía, juegos, cantos,… Entre lo que más sobresale es el fondo que se pone en la presidencia  Un mural con la casa de D. Bosco, realizado por los profesores y alumnos  del PCPI y otro mural con un mapamundi que representa los lugares por donde ha pasado la urna. ¡Que trabajo pero qué bien queda!

Son las 19.30 h. Como está indicado en el programa de fiesta en honor a la llegada de la urna de D. Bosco. Nuestro patio salesiano se convierte en un gran oratorio salesiano: juegos, alegría, música. Niños y padres, jóvenes y adultos todos participan en los juegos organizados. La alegría es la mejor forma de esperar a D. Bosco.

A la hora indicada llega la urna de D. Bosco. Las campanas resuenan por todo el patio salesiano. Todos los asistentes estallan en aplausos gritos, vivas a D. Bosco. Es impresionante, el corazón se encoje ante el estallido de júbilo que todos pequeños y grandes han lanzado al cielo. Concelebran los sacerdotes de las comunidades del Pan Bendito, del Sagrado Corazón y la del Beato Miguel Rúa.

D. Bosco está en medio de nosotros, Don Bosco está en su casa. En procesión abierta por la cruz procesional y ciriales, seguidos por miembros de la Familia Salesiana, los sacerdotes que concelebran, dos niñas con la llave de la Casa Salesiana, el clero de niños que rodean la urna,  un niño que porta el equipaje de D. Bosco y el presidente de la Eucaristía el Sr. Inspector D. Luis Onrubia, junto con él el Vicario de nuestra vicaria VI, D. Julio y D. Juan Manuel director de comunidad y Obra.

Toda la procesión de entrada está marcada por el estallido de alegría que brota de los corazones de quienes se saben con el padre de todo este inmenso mundo que es la familia salesiana. También se encuentran muchas comunidades religiosas del arciprestazgo.

Comienza la celebración primero con la entrega de la llave de nuestra casa para que D. Bosco abra nuestros corazones. La Eucaristía está animada por la presencia de nuestros niños y jóvenes. Dan un tinte festivo y alegre a toda la celebración. D. Luis Onrubia nos habla a todos pero desde el lenguaje para los pequeños. Don Bosco siempre quiso estar en Carabanchel y fue posible gracias a muchos que le dijeron que sí, ahora nos toca a nosotros hacer posible esta continuidad. Un niño, vestido de Domingo Savio, abre en la oración de fieles la maleta, nos trae la ilusión, la alegría de una vida evangélica. Rezamos para que D. Bosco se siga haciendo presente entre nosotros.

Terminada la eucaristía el Sr. Inspector entrega al Vicario Diocesano la medalla en nombre de la Congregación. Don Bosco siempre sintiéndose Iglesia. Responde  D. Julio agradeciendo a la Familia Salesiana su ser Iglesia.

Ahora después de la Eucaristía estalla el gozo de poder acercarse a D. Bosco, para mirarle, para rezarle, para robarle el corazón y él si que nos ha robado el nuestro. Don Bosco sonríe a sus hijos e hijas. La veneración de la reliquia se extiende más de una hora.

Al finalizar el día la urna pasa a la capilla de la comunidad, el silencio se hace plegaria y contemplación. Es la hora de las confidencias de sus hijos. Cuánto cuesta tenerle que dejar para descansar, la contemplación no sabe de horas….


Don Bosco nos visita


Comments