Eventos‎ > ‎

Inauguración Centro Juvenil.-

publicado a la‎(s)‎ 6 nov. 2016 10:32 por Jesús Holgado   [ actualizado el 8 nov. 2016 7:50 ]

BENDICIÓN DE LOS NUEVOS LOCALES DEL ORATORIO-CENTRO JUVENIL DE SALESIANOS CARABANCHEL

El domingo 6 de noviembre a los numerosos chicos y chicas del Oratorio-Centro Juvenil de Salesianos Carabanchel se sumaron gran cantidad de familias, la comunidad salesiana, amigos de la Obra... ¿Qué ocurría?

Fue un día muy especial para todos, el Sr. Inspector, D. Juan Carlos Pérez Godoy, bendecía los nuevos locales del Centro Juvenil.

Comenzamos como de costumbre, con la Eucaristía, presidida por D. Juan Carlos. La iglesia estaba llena y el corazón de los asistentes tuvo oportunidad de unirse al corazón de Dios. En la homilía se invitó a darse, entregarse a los demás... como Jesús, como don Bosco.

Tras la Misa nos trasladamos a la gran y nueva sala de juegos del Centro Juvenil. El parecer de todos era unánime "que lugar más acogedor, moderno... y que bien pensado está para los chavales". Una vez acomodados y tras el saludo del Sr. Inspector, se proyectó un vídeo resumen de la corta pero rica historia de este joven Oratorio-Centro Juvenil. Los pequeños se ilusionaron al verse, los mayores recordaron los momentos a los que aludían las fotos, los adultos estaban sorprendidos al ver las caras de alegría que reflejan los rostros, más de uno reconoció después que se había se emocionado.

Vino el momento de comunicar lo que se llevaba en el interior. Un grupo de chicos del Centro Juvenil, en representación de todos, expresaron a los asistentes qué es para ellos este ambiente y qué sueñan para él en un futuro. Alegría, familia, amistad, crecimiento interior, vida cristiana, ilusión... confluían en sus intervenciones. Tras ellos, D. Gonzalo Vicente, director de la Obra de Salesianos Carabanchel, puso voz a don Bosco y al recuerdo del primer Oratorio. 

D. Juan Carlos realizó la oración que ponía fin a la bendición de local, de los asistentes y de las actividades que de ellos nacerían.

Después, juegos, presencia de las familias y un aperitivo que puso punto final a esta mañana tan especial.

Gracias a todos los que habéis hecho realidad el pasado y el presente del Oratorio-Centro Juvenil. Gracias a los que soñáis un futuro lleno para él.



Comments