La Escuela, Lugar de Educación

La Escuela, como lugar de educación, se propone ayudar a las familias a promover:
  • el pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos;
  • la progresiva autoestima y la capacidad de ser protagonistas y responsables del propio proceso educativo;
  • la adquisición de hábitos intelectuales, técnicas de trabajo y conocimientos;
  • la capacitación para el ejercicio de actividades profesionales;
  • la formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales de la persona;
  • la formación para la convivencia y el respeto a la pluralidad lingüística, cultural y religiosa;
  • el desarrollo de actitudes que favorezcan la participación responsable en la vida social y cultural;
  • el compromiso para la construcción de una sociedad en la que sea posible la paz, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos.